Abanicos de seda

Abanicos de seda

El abanico ha despertado mi interés, pero antes de ponerme a pintar necesitaba conocerlo mejor.Este es un pequeño resumen que he recopilado de diferentes fuentes de información.
El abanico nos acompaña desde épocas prehistóricas hasta la actualidad. En el Antiguo Egipto los abanicos eran fijos, realizados de pluma y de gran tamaño y se consideraban como símbolo de poder. Los antiguos griegos y romanos también apreciaban este objeto. En China su tradición es de más de 2500 a. C. Los incas y los aztecas también conocían el abanico.
En el siglo VII d. C. en Japón se inventa el abanico plegable que se parece mucho al abanico que conocemos en la actualidad. La leyenda cuenta que lo creó un obrero japonés inspirándose en las alas de los murciélagos. Los japoneses le han dado; uso cotidiano, uso artístico en obras de teatro, especialmente relacionado con la ceremonia del té y lo que a mi más me ha sorprendido es el abanico de guerra. Varios tipos de abanicos de guerra fueron utilizados por la clase samurái del Japón. Los samurái podían llevar estos a lugares donde otras armas no eran permitidas.
Los primeros abanicos llegaron en España en el siglo XIV. En el siglo XVII se convierte en auténtico capricho de moda. Las damas del siglo XIX y XX utilizaban una serie de señales y movimientos para comunicarse con sus pretendientes y de allí ha venido hasta la actualidad el Lenguaje del Abanico. Aquí os pongo algunos ejemplos de significados de los gestos:
Abanicarse rápidamente significa “Te amo con intensidad”
Cerrar despacio el abanico, significa un “Si”
Cerrar rápido el abanico, significa un “No”
Cerrar y abrir rápidamente quiere decir “Estoy comprometida”
Dejar caer el abanico, significa “Te pertenezco”
Sujetar con las dos manos significa “Mejor que me olvides”
Mirar los dibujos es “Me gustas mucho”
Abrir el abanico y salir por la puerta significa “Sígueme, cuando me vaya”
Cerrar el abanico antes de salir es “No me sigas”
Hay muchísimo más ejemplos de significados y seguramente algunas parejas tenían sus propios señales y gestos para mantener en secreto su relación.
Volviendo en la actualidad, este bonito objeto nos sirve no solo para aliviar el calor, sino también es elegante complemento en los meses más calurosos del año.
Estos son algunos de mis trabajos. Están pintados a mano en seda natural y montados en varillaje español de madera de peral pulida.¡Espero que os guste!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?